DarK In Tampere

Martes, 01 de mayo de 2007

Bueno! Ya que desde Tallinn cogimos un barco a Helsinki para volver a casa, decidimos pasar una noche alli y asi de paso visitar la ciudad, porque no me puedo ir de Finlandia sin ver la capital!
La cosa es que el Lunes por la tarde-noche llegamos de Tallinn en barco, pero hacia bastante mal dia y estabamos cansados, asi que cenamos tranquilamente en el centro de la ciudad y tras dar una vuelta nos fuimos a la cama para preparar la visita del dia siguiente.
Al levantarnos, nos fumos a tomar el Kahvi&Pulla tipico de McDonalds para desayunar y lluego comenzamos la visita a Helsinki. El primer lugar a visitar fue la Ciudad Olimpica, sede de los JJOO en 1952. Subimos a la torre del pebetero para tener una vista panoramica de la ciudad, y resulto sorprendente, porque pese a ser una gran ciudad, se podian ver muchos espacios abiertos, el mar, parques... Muy bonita la experiencia de estar en un estadio tan antiguo y con tanta historia.
Desde alli nos dirigimos hacia el Sur, la costa, para de camino pasar por el Finlandia-Talo y algunas iglesias y museos. Por fin llegamos al centro. Helsinki es una ciudad moderna, sin mucha historia, y sobre todo sin apenas edificios antiguos, pero aun asi me encanto. No se, la arquitectura era amable, las calles bonitas para la vista, anchas, con espacio, sin agobios y sin excesivo trafico, ni de coches ni de personas. La estacion de autobuses es muy moderna, de cristal y metal visto... Y la de tren preciosa, de un dise?o unico, con estatuas futuristas al estilo Gotham City. El parlamento resultaba imponente, un gran edificio de columnas fuertes, todo cuadrado y grande, muy grande. En la Oficina de correos se podia encargar una carta de Papa Noel para Navidades y en la YLE-Shop compramos unas camisetas de Eurovision (Helsinki 2007).
Despues bajamos a ver las 2 catedrales, ortodoxa y luterana. La luterana muy bonita, grande y blanca, en medio de una aplisima plaza y colocada en un alto estrategico que hacia que la vision desde abajo resultara espectacular, como una iglesia de luz brillando en lo alto. La ortodoxa tipicamente rusa, de pinaculos redondeados y verdes, con multitud de colores en las paredes y un interior de recargado adorno colorista.
Cuando terminamos de ver las catedrales y comimos un par de bocadillos, nos dirigimos a dar una vuelta por el puerto y el mercadillo de souvenirs. Me sorprende la amabilidad de la gente finesa, desde el mas pobre al mas rico (aunque tampoco hay muchas diferencias).
Para finalizar la visita, nos dirigimos a la isla de Suomelinna, una antigua fotaleza militar de la epoca de la Guerra Mundial, o quizas anterior, que aun esta en uso por su estrategica posicion. Se podia apreciar el ambiente de muchos a?os atras gracias a las construcciones, el ambiente, los soldados y el astillero de barcos antiguos, era como volver por una hora al pasado y sentirte en medio de la primera defensa de la capital finesa durante la GM.
Desde la isla volvimos en barco a la ciudad para tomar el tren y regresar a Tampere. 4 dias de viaje, muchas experiencias y buenos momentos. Seguramente el mejor viaje de toda la Eramus, por la forma de viajar y los lugares visitados. El gran contraste entre Tallinn, medieval, y Helsinki, muy moderna. Encantado de haber visitado estos dos maravillosos lugares a los que no me importaria nunca volver, sobre todo a Tallinn. Y gracias al argentino, que los viajes con el son un cachondeo bastante entretenido xD.

Tags: Viaje, Helsinki

COMENTARIOS